medicina tradicional china

El intestino, el segundo cerebro…

El intestino, el segundo cerebro…

Según la Medicina Tradicional China el Intestino Delgado es al lado del Corazón otro de los órganos relacionados con “el fuego”, que es uno de los 5 elementos en que se basa su teoría para ayudarnos a entender el funcionamiento de los ciclos de la naturaleza, del hombre y del movimiento de la energía (Chi) en general.

13256363_896769200433219_850387942234442629_n

El intestino es el único órgano del sistema que puede llevar a cabo sus funciones sin la supervisión del cerebro, por eso científicos le llaman también el segundo cerebro. La función principal del Intestino Delgado es separar lo puro de lo impuro en el proceso digestivo, y a nivel más global a saber discernir lo que alimenta mi Ser y lo que no es mío. Nos ayuda a saber distinguir las creencias que están basadas en nuestra propia experiencia o en la de otros. Ayuda a que el corazón pueda sentir y expresar de una manera libre y espontánea.
Está relacionado con la calidad de la sangre, la claridad en objetivos, con la acción. Mantiene la tranquilidad a través de los mecanismos de shock. Está relacionado con los ovarios, testículos y el líquido cerebro-espinal.
13241178_896769360433203_596480251210400129_n
Si hay problemas en el Intestino Delgado se puede manifestar como problemas abdominales (sonidos, retortijones, inflamación, dolor, frío, falta de fuerza, rigidez, apendicitis, diarrea, mala digestión, flatulencia, estreñimiento), dolor de dientes, dolor de ovarios, dolor en articulaciones (muñeca, codo, hombro, omoplato, cuello, cadera, zona inferior de la espalda), tortícolis, lumbalgia, ciática, problemas menstruales, estancamiento de sangre, problemas en la micción, migrañas, problemas en piernas (circulación deficiente, pesadez, rigidez en zona interna), sed, sordera.
A nivel emocional se puede manifestar con ansiedad excesiva, anorexia, desasosiego, quisquilloso, problemas emocionales (control, rigidez, respuestas inapropiadas, exceso, shock, traumas). Una necesidad no satisfecha se puede convertir en un trauma.
A nivel mental con excesiva actividad e indecisión.
Algunas cosas se pueden hacer para recuperar el equilibrio de este elemento:
  • Tener claros nuestros objetivos y actuar en consecuencia según ellos.
  • Ser coherente con lo que se siente, se piensa, se habla y se actúa.
  • Permitirte expresar las emociones y los sentimientos (Con el cuerpo, la voz y la mirada).
  • Alimentación saludable
  • Hacer ejercicio como Yoga, Tai Chi o Chikung.
  • Satisfacer primero tus necesidades reales para llenarte y así poder compartir, dar y amar.
  • Terapias recomendadas: Masajes de Shiatsu o integral o Fitoterapia.
13255924_901434376633368_2424245774198127670_n
Maike Bosselmann, cofundadora de Zendero Terapias Holísticas, terapeuta titulada en Medicina Tradicional China y en varias técnicas orientales
Publicado por Zendero en Medicina Tradicional China, 0 comentarios
El cerebro sirve para ir, el corazón sirve para llegar…

El cerebro sirve para ir, el corazón sirve para llegar…

Según la Medicina Tradicional China el corazón es uno de los órganos relacionados con “el fuego”, que es uno de los 5 elementos en que se basa su teoría para ayudarnos a entender el funcionamiento de los ciclos de la naturaleza, del hombre y del movimiento de la energía (Chi) en general.

13102712_891661264277346_8625788532829509463_n

El corazón es el “emperador” que se ocupa de lo importante que nos ocurre en la vida y que permite unificar todos los aspectos de la persona. Nos aporta ganas de vivir. Usa la palabra para expresar nuestros sentimientos. La energía de este elemento se manifiesta con mayor intensidad en verano, tiene que ver con el desarrollo del máximo potencial, el esplendor, la plenitud y la expansión hasta los límites de nuestra capacidad. El Fuego es la fase del Ser completo, donde se integran todos sus aspectos, donde tomamos conciencia y sentimos las diferencias con el otro pero también la identificación con él. Tiene que ver con la capacidad de contener, de no juzgar, de disfrute, de desapego. Es nuestro centro emocional y el que aporta una carga (intensidad) suficiente para que las situaciones nos estimulen (Sentir).

13151801_891661434277329_265542609298364739_n

Si hay problemas de corazón se pueden manifestar como arritmias, palpitaciones, pulso débil, problemas en tensión sanguínea, problemas en el pecho (dolor, rigidez, constricción, tensión), úlceras en la boca, problemas en el abdomen superior (rigidez, hinchazón, debilidad), calor, cansancio, cuerpo tenso, dolor de cabeza, dolor de hombro, mareos, sudoración excesiva, depresión, insomnio (cuesta coger el sueño).

A nivel emocional se puede manifestar con nerviosismo, agitación, ansiedad, inquietud, problemas emocionales (exceso, represión, traumas, incapacidad para controlar, respuestas inapropiadas, confusión), comportamiento maníaco depresivo, histeria, risas excesivas o inapropiadas, tartamudeo, vulnerabilidad, falta de voluntad, hipersensibilidad.

Y a nivel mental como debilidad, confusión y falta de memoria.

13174001_891662224277250_1352435153408735994_n

Algunas cosas se pueden hacer para recuperar el equilibrio de este elemento:

  • Tener claros nuestros objetivos y actuar en consecuencia según ellos.
  • Ser coherente con lo que se siente, se piensa, se habla y se actúa.
  • Permitirte expresar las emociones y los sentimientos (Con el cuerpo, la voz y la mirada).
  • Reír, cantar, bailar, escuchar música, disfrutar, simplemente vivir.
  • Realizar actividades sociales, creativas o artísticas.
  • Hacer ejercicio como Yoga o Chikung.
  • Protegerse del calor.
  • Satisfacer primero tus necesidades reales para llenarte y así poder compartir, dar y amar.
  • Terapias recomendadas: Masajes de Shiatsu o terapeúticos o Fitoterapia.

13151391_891669050943234_3834295002441154757_n

Maike Bosselmann, cofundadora de Zendero Terapias Holísticas, terapeuta titulada en Medicina Tradicional China y en varias técnicas orientales

Publicado por Zendero en Medicina Tradicional China, 0 comentarios